Cuatro errores que suelen cometer las empresas al mudarse de oficina

Las mudanzas pueden ser estresantes y es fácil cometer errores. Lamentablemente estos errores pueden ser costosos, especialmente si tu empresa es pequeña. Por eso en Mudanzas Trecanser hemos creado este pequeño artículo en el que mencionamos algunos de los errores más importantes que las empresas cometen al mudarse (y cómo no caer en ellos).

No planificar la mudanza lo suficiente

 

Muchas empresas subestiman el tiempo y el esfuerzo necesarios para trasladar oficinas y, con frecuencia, dejan las cosas hasta el último minuto. Esto puede causar confusión y extender el proceso por mucho más tiempo de lo necesario. Es importante que alguien tome medidas y tome las riendas de la planificación de la mudanza para asegurarse de que no se olvide nada y todo funcione de la mejor manera posible.

No aprovechar para deshacerte de lo que no vayas a necesitar

 

Aunque meter todo el mobiliario, la documentación y el equipamiento en cajas o camiones y transportarlo a tus nuevas instalaciones parezca sencillo, seguro que gran parte de la documentación y del equipamiento que planeas trasladar esté obsoleto o ya no se utilice. No pierdas ese valioso espacio de almacenamiento, una mudanza es un momento perfecto para escanear toda la documentación y deshacerse de todo el material posible para no volver a llenar tu nueva oficina de trastos y papeles inservibles.

Olvidar que la comunicación es clave

 

No informar a los clientes y al personal sobre los detalles de la mudanza puede causarte muchas molestias a largo plazo. Es vital que mantengas informadas a las partes necesarias y les proporciones el apoyo necesario, ya que tu personal podría tardar un par de días en establecerse y volver a funcionar por completo.

También es importante que obtengas el apoyo de tus empleados, pero no solicitar demasiado de ellos. Solo asegúrate de que sepan dónde estar, a qué hora y también de qué manera podrían ayudar. Ten paciencia con ellos, ya que podría ser tan estresante para ellos como lo es para ti y también necesitarán tiempo para establecerse.

Establecer prioridades incorrectas

 

Una nueva oficina a menudo puede preocupar con qué se va a dónde y quién obtiene qué escritorio o despacho, pero estas nociones son triviales para el funcionamiento de tu negocio. Tu principal prioridad debe ser hacer que todo vuelva a funcionar lo antes posible. La configuración de los sistemas de teléfono y correo electrónico debe estar en la parte superior de la lista, así como ofrecer al personal direcciones claras y definidas sobre lo que deberían hacer en el nuevo espacio de trabajo.