¿Cómo empaquetar libros para una mudanza?

Cómo empaquetar libros es una pregunta que no nos hacemos a menudo, pero la verdad es que los libros mal empaquetados a menudo son la razón de un lío accidental en la parte trasera de una furgoneta en movimiento.

En el blog de Mudanzas Trecanser hemos cubierto una gran cantidad de temas relacionados con consejos de empaquetado, pero lo cierto es que empaquetar libros libros es otra historia.

¿Qué puede pasar si empaqueto mal mis libros?

 

Para un verdadero bibliófilo, no hay nada peor que:

 

  • Páginas desgarradas
  • Manchas
  • Esquinas de orejas de perro

 

No es de extrañar, las mudanzas de casas pueden ser un momento estresante para cualquiera. Por eso es importante saber la mejor manera de empaquetar libros para que no se dañen. Ahora, vamos a arrojar algo de luz sobre cómo empaquetar libros para una mudanza.

¡Los libros empaquetados son muy pesados!

 

Llena una caja de libros hasta arriba y pronto te darás cuenta de que es imposible levantarla. Aunque quizás lo peor son las cajas que son simplemente incómodas. Ten en cuenta que sólo  necesitas llevar unos cuantos, no sigas metiendo libros en una caja aunque la veas vacía si empiezas a sentir la tensión en tu espalda.

Además de los problemas prácticos, probablemente habrás desarrollado un sistema organizado y ordenado para organizar la biblioteca de tu hogar. Seguramente desees controlar a la perfección dónde se ubica cada uno de tus libros, y esa es una tarea para la que necesitarás esta pequeña guía sobre cómo empaquetar libros de la manera más delicada y eficiente posible.

Materiales que necesitarás

 

Un número decente de cajas de cartón fuerte. Algunas personas te recomendarán que compres cajas nuevas. Busca cajas pequeñas y robustas, de cartón corrugado (que ofrece la mejor protección).

Mucha cinta. La cinta de embalaje es sin duda tu mejor aliado para mantener las cajas cerradas. Pero la cinta adhesiva es más fácil de quitar, y es menos probable que haga daño a los libros si entra en contacto con ellos. Es tu elección.

Trapos, periódicos, cosas que puedan rellenar huecos vacíos en las cajas también son esenciales.

Cómo empaquetar libros en cajas

 

  • Busca cajas de cartón fuertes, pero no demasiado grandes. Cuanto más pequeña sea la caja, menos te va a costar moverla, ya que los libros son pesados.
  • Cargue primero los libros más grandes y pesados.
  • No llenes demasiado una caja. No tengas miedo de dejar una brecha de una pulgada o menos antes de la parte superior.
  • Rellena los espacios en la caja con todo lo que hayas podido conseguir para rellenar los huecos.
  • No seas tímido con la cinta de embalaje. Puedes envolver la caja con cinta varias veces, cerciorándote de cubrir todo.
  • No se te olvide etiquetar las cajas. Es importante afirmar que la caja contiene libros, así los operarios sabrán que son objetos pesados y los pondrán en la parte inferior.